Please use this identifier to cite or link to this item: http://hdl.handle.net/11169/970
Title: Aelij Antonij nebrissen[ ] grammatici atque regii historiographi repetitio septima de ponderibus. qua[ ] recitauit in salmanticensi gymnasio in idus iunias anno MDXI.
Repetitio septima de ponderibus.
Authors: Nebrija, Antonio de (1444-1522)
Brocar, Arnao Guillén de, impresor
Keywords: Gramática
Issue Date: 1516
Publisher: [Alcalá de Henares : Arnaldo Guillén de Brocar], 1516
Description: Localización: S-B-3767(11)
"La Repetitio VII, leída en 1511, es una de las disertaciones que Nebrija como catedrático de la Universidad de Salamanca estaba obligado a pronunciar cada año. Al contrario que alguno de sus colegas, se esmeraba en la preparación y las publicaba después. Esta junto a la VI, De Mensuris, y a la VIII, De Numeris, componen en opinión de Cotarelo un tratado de Metrología clásica romana, por lo tanto, en De ponderibus examina las diversas unidades antiguas de peso y capacidad, reduce unas a otras, también las monedas, y al final las dispone en orden alfabético, sumando cincuenta términos: “As pro libra siue numo non est certi cuiusdam ualoris: sed pro temporum diuersitate uariat. Cum uero solidum quidpiam puta magnitudines, numeros, tempora, spacia, herediatesque designat eius partes sunt…” o “Cotyla: quam aliubi diximus ese mensuram cyathos sex capientem…” En ella, como en el resto de sus obras, deja patente su conocimiento de textos como el Apocalipsis, Éxodo, Macabeos, Reyes, Sabiduría, etc., o de autores: Acursio, Aristóteles, Celso, Cicerón, Galeno, Horacio, Homero, Justiniano, Juvenal, Marcial, Pitágoras, Plauto, Plinio, Prisciano, Quintiliano, Varrón, Virgilio, Vitrubio, San Jerónimo, San Juan, San Lucas, San Mateo, etc., que cita reiteradamente. En el contexto hispano, otro autor que había recopilado la tradición clásica y había dedicado su atención a los pesos y medidas, entre otras cuestiones, fue Isidoro de Sevilla que en el “Libro XVI” de las Etimologías trató en los últimos apartados de “De ponderibus”, “De mensuris” y “De signis”. José Perona editó en 1997 el vocabulario que Nebrija redactó al final de esta Repetitio. A él añadía, con tipo de letra diferente, los lemas comunes de la octava, De Numeris, ya que Nebrija pretendía recuperar las “formas humanistas de buscar y enseñar la clasicidad, siguiendo en este caso la tradición latina y las Constituciones de Martín V” de las que cita a continuación un pasaje: “Atque dicet hoc in loco mihi quispiam, Martini huius nomini quinti Pontificis constitutio decernit professores quemque in sua facultate debere quotannis repetitionem certis facere”. Igualmente subrayó, como ya había hecho Cotarelo, que las tres tienen un carácter unitario que el propio Nebrija puso de manifiesto al citar el texto evangélico “Omnia sapientia in mensura, et numero et pondere disposuisti”. En su opinión, perseguía Nebrija dos objetivos: “conocer mejor la historia para poder para poder leer y entender los textos, y una adaptación de los mismos a los tiempos de quien comenta”. En opinión de José Perona, las estrategias teóricas que usó Nebrija para redactar el léxico de las monedas en este caso, pero también el de los números, eran las mismas del Iuris Civilis Lexicon: lema, definición, citas de autoridades y juriconsultos o, en su caso, críticas a alguno de ellos, dudas de interpretación y referencias a formas hispano-latinas o a palabras españolas o las diversas lecturas que aprecia de términos griegos según la “auctoritas” que cita: “Scrupulus siue scrupulum: quod diximus a graecis appellari gramma: quarta & uigesima pars est uncie”. Considera, asimismo, que se debe recuperar el saber de manera crítica y es preciso un “saber enciclopédico” no ya de las lenguas clásicas, sino de derecho, filosofía natural, pesos, medidas, etc., para poder interpretar los errores que, incluso, cometían los autores citados por Nebrija. A pesar de las críticas dirigidas contra algunos gramáticos, Nebrija se mostraba defensor de la “sierva gramática” como en otras obras. A estas afirmaciones añadía Perona el convencimiento de que Nebrija había utilizado todo el material de las obras que publicó ya en el siglo XVI en los dos diccionarios bilingües que había editado en la década de los noventa del siglo anterior y justificaba lo que podía parecer una serie de olvidos en estos como hallazgos posteriores. Como dejaba patente la diferencia entre “los tiempos de búsqueda y los tiempos de edición”, afirmaba que era necesario conocer los textos latinos: Ius Civile, Ars Medicamentaria, Repetitiones, etc., para entender los diccionarios bilingües y los mecanismos mediante los cuales “bolvi en lengua castellana las diciones latinas e griegas e barbaras usadas en lengua latina” como declaró Nebrija". Comentario escrito por Pilar Díez de Revenga Torres y Miguel Ángel Puche Lorenzo. Universidad de Murcia
Odriozola, 138, y Martin Abad, 53 lo suponen impreso en Alcalá de Henares, Arnao Guillén de Brocar, 1516.
Encuadernación en piel sobre madera
URI: http://hdl.handle.net/11169/970
Type: info:eu-repo/semantics/book
Appears in Collections:Siglo XVI

Files in This Item:
File Description SizeFormat 
S-B-03767(11).pdf5,05 MBAdobe PDFView/Open


Items in DSpace are protected by copyright, with all rights reserved, unless otherwise indicated.